1 abr. 2008

A proposito de los ánimos caldeados


Desde hace unos días los ánimos están encrespados en la blogosfera (opinion que comparto con mendieta) con este tema del "campo". Y no solo en la blogosfera, en todos los ámbitos la gente esta tomando partido, u opinando, y/o debatiendo sobre este tema, que no es el campo, no es económico, no es impositivo. Porque si se tratara solo de eso, no correrían ríos de tinta, agresiones violentas, ánimos acalorados, el tema está presente en donde haya mas de dos argentinos juntos. Obviamente se trata de política, de ideología, de pensar desde donde nos paramos para analizar que país queremos o podemos.

Como no suelo distingirme del resto de los mortales, yo también opino y me defino en mi opinión y al mismo tiempo respeto las opiniones y/o posturas de los que no piensan igual que yo, por eso no opino en los blogs que por estos días se han desmadrado en ofensas.

A medida que los días pasan y el campo no afloja y el gobierno favorece a los más desfavorecidos del campo, que ojo no son las mas desfavorecidos de la sociedad. Te quiero ver si los pobres tienen la misma capacidad de daño que los chacareros, ahí nos la veríamos en figurillas, pero no la tienen, digo la capacidad de hacer daño. Decía cada día que pasa el gobierno va tirando sobre la mesa de negociaciones opciones y va diferenciando sectores dentro del "campo". Mientras que el campo sigue firme en su postura.

Mientras tanto tengo la esperanza que las clases medias urbanas antiperonistas empiecen ha verse afectadas por la infranqueable posición del campo y se den cuenta que este enfrentamiento lo van a pagar ellas cuando vayan a comprar un kilo de lomo, y si lo encuentran, lo paguen 40 mangos el kilo o que piensen que si se bajan las retenciones a los pooles sojeros, el IVA (que pagamos cada uno de nosotros) no va a ser del 21 %, va a tener que ser más. Porque para redistribuir el ingreso hay que pensar el ingreso de quien vamos a redistribuir y la verdad que prefiero que se distribuya el ingreso de los que más tienen, en este caso el de los que venden soja en euros y dolares al mercado internacional, y no al ingreso de las clases medias o el de los pobres. Esa es la discusión de fondo un modelo de país ¿ a quien le sacamos para dárselo a quien y como?. También se cuela en esta discusión la desconfianza que se profesan las distintas clases sociales, clases medias contra gobierno peronista, los ricos desconfían de los pobres, los pobres de los ricos, los trabajadores de los patrones y así podemos seguir un rato más y este temita del "campo" viene a poner sobre el tapete este enfrentamiento tan viejo como el mundo o tal vez un poco más nuevo como el capitalismo.

Y como el movimiento se demuestra andando yo me voy a la plaza.

2 comentarios:

Morkelik dijo...

y que onda la plaza? conta!

Lucas Carrasco dijo...

muy buen post. Saludos.