29 abr. 2008

Pura nostalgia

Ayer Die motonet pone un vídeo de Louis Armstrong y me hizo acordar cuanto me gusta el jazz y otras épocas en donde lo escuchaba más seguido.

Época de soltera urbana (como dice don Bugman) en donde dilapidaba mis ingresos en buenas comidas, buenas bebidas, muchos libros y discos.

Con mi amiga la negra o su seudónimo María de las Mercedes todas las semanas nos íbamos de copas al Bar Danzon y como nos hicimos amigas del somellier del lugar, que además era politólogo, él siempre nos ofrecía las copas de los mejores vinos. Nos enseñaba de vinos, de copas para beberlos y también hablábamos de Gramsci o Hegel y nos hacia buenos descuentos o me regalaba una copita de un Graham’s 20 años, copita que hoy ni en pedo puedo pagar, además de tener otras prioridades.

También éramos habitues de una cantina digna del Little Italy neoyorquino, Lucky Luciano, después se fue Guido de la barra y el gordo José (era el especialista en pescado y nos engañaba diciéndonos “ me queda una sola porción de saborino” obviamente la pedíamos, era parte del ritual) y Lucky ya no volvió a ser lo que era.


Cuantos restaurantes visitábamos, esos dos son los más queridos y representativos de aquella época. Era el hobby. Teníamos el tiempo y la plata para hacerlo. Si se comía en mi casa o en otra tomábamos un estrella 77 de Weinert, rico vino y se escuchaba linda música, no solo jazz. Cuando escuchaba jazz el gordo, ahora Ale, me decía "elegí la vida", obviamente no le gustaba y no le gusta ahora tampoco el jazz.

Pero volviendo al jazz escuchaba Davis, Coltraine, Armstrong, cualquier Big Band, Dee Dee Bridgewater, Ella Fitzgerald, Billie Holliday.


Los años pasaron y las circunstancias cambiaron. Hoy tengo marido, hija y casa propia, el trabajo lo tenia desde aquellos viejos y buenos tiempos.

Los tiempos de hoy son distintos ni mejores ni peores, distintos. Disfruto de una copa de malbec de Trapiche roble con un churasco y unos ajies en aceite con ajo preparados en casa con Ale y Coni durmiendo, disfruto ver a mi hija creciendo sana y feliz y cuando me dice los días de sol “ hoy es un día peronista”, disfruto de los padres de los compañeritos de mi hija y las tardes de mate y niños y también disfruto de la salida mensual que hacemos con María de las Mercedes y Mariela Elizabeth, salida en las que nos vamos de buen comer y beber, pero que ya no son como las de antes porque ya no somos las de antes.

Hoy escucho menos jazz, en casa suena en el mismo equipo de música Patatin patatero, caracahumba, Adriana y su sapo pepe, Maria Elena Walsh y Gaby, Fofo y Miliqui.

Todo cambia, yo puedo decir que evoluciona, porque es lo que elegí.

Bueno los que llegaron hasta aquí con la lectura y se cagaron de embole lo tienen que culpar a Luciano y su último post que disparo esta remembranza.

13 comentarios:

Compa dijo...

Y si. Ni mejores ni peores, distintos. Totalmente de acuerdo. Varios nos vamos a sentir reflejados en este post tuyo...

Morkelik dijo...

para nada un embole, me encanto!
me hiciste recordar el danzon...
el otro dia estuve a punto de ir pero se que no va a ser lo mismo.
te mando un beso!

Luciano dijo...

No es embole.
Lo leí dos veces mirá.
Yo nunca hice esas cosas que vos hiciste, recíen ahora arranco con el jazz y me queda grande.
Da catedra plis.

Ni buena ni mala... dijo...

Luciano: no puedo dar catedra de nada, mi falsa modestia me lo impide.
Solo le puedo decir que yo me fanatice con el jazz cuando escuche Doo Bop de Miles Davis, se lo recomindo es una buena comienzo para hacercarse al mundo del jazz.
Dee Dee Bridgewater es una exelente vocalista.

Ni buena ni mala... dijo...

perdon acercarse, sin h.

Florencia dijo...

Qué bueno recordar con una sonrisa pero sin añorar, no?, eso habla de un presente feliz. Me identifiqué demasiado con tu post, besos!

tia elsa dijo...

Dicen que todo tiempo pasado fue mejor, yo opino como compa, ni mejor ni peor, distintos.Lo que sucede que a veces nos da por la nostalgia, todo a la distancia se ve mas romático, mas loco, mas mas...Pero uno tampoco cambiaria su presente, los hijos (verlos crecer, asombrarse con sus comentarios, opiniones, la pareja, as vacaciones en familia). Simplemente un segundo atrás ya es ayer pero el presente es ahora y eso es maravilloso. Un beso grande

Luciano dijo...

Ok, busco eso de Miles Davis. Gracias por el dato.

Mariela Elizabeth dijo...

Solo decir, que al leer,se me inundaron los ojos de lagrimas y una sensacion felicidad y orgullo de compartir la vida se hizo presente.
Asi es Munt, ya no somos las mismas y aun asi estamos juntas.
Un brindis de los de aquellos, de los de estos y los de siempre.
Chapeau para Ud. amiga.

Ni buena ni mala... dijo...

Antes que nada MAriela Elizabeth: con tu comentario tambien me emocionaste. Muchas gracias y de eso se trata la amistad y el amor estar y acompañar con etapas vitales superadas, superando y por superar. Gracias a Usted, tambien por estar en todas estas etapas.

Florencia y Tia Elsa: son eso etapas distintas, en mi caso ambas deliciosamente vividas.

LaUReAna dijo...

Me encantó lo de soltera urbana, una definición exacta! Y qué lindo el Danzon, iba mucho con alguien cuando estábamos por Bs As. A veces, confieso, cuando estoy muy agotada, me da una nostalgia severa de otros tiempos, pero después enseguida "redirecciono" y se me pasa. Son épocas distintas, eso. Un beso!

María de las Mercedes dijo...

Qué raro es leer mi propia vida en la letra de otro por más que la otra sea la hermana que me dio la vida.
Debo confesar que al leer este post hubiera salido corriendo al Danzón convencida de que estarías allí pronta a destapar más de un vino como tantas noches. Porque, te recuerdo, amiga, que durante un buen tiempo fueron varias noches a la semana, muchas charlas y la consolidación de la hermanadad.
Es verdad, ni mejores, ni peores...pero qué lindos fueron, carajo!!!!!!!!!!!!!!!!
TE QUIERO.

PD: ustedes, siempre juntitas?, ja, ja.

Ni buena ni mala... dijo...

María de las Mercedes: Guacha, te estaba esperando, tardaste en leer el post, pero estas disculpada por tener casa nueva y lo que ello conlleva.
Me olvide del “ustedes dos siempre juntitas”, que grande el tachero.
Gracias por lo escrito, me emocionó.